Recibe una brutal paliza en Estepona «sin ni siquiera haber cruzado una palabra»

Alfonso cruzaba un paso de peatones en el Puerto Deportivo con algunos familiares cuando un grupo de jóvenes, sin mediar palabra, se abalanzó sobre ellos y empezó a propinarles puñetazos y patadas