Los medios aéreos empiezan a actuar

El cambio de viento a levante empieza a disipar la inversión térmica, permitiendo la actuación de las aeronaves.