Las temperaturas se suavizan en la Costa del Sol tras alcanzar ayer una máxima de 35,4 grados

El calor dará un respiro por la entrada de viento de levante a partir de mañana, pero el domingo volverá el poniente con más calor.