La UE dicta que poner primero el apellido del padre a los hijos es discriminatorio

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a España a indemnizar a una mujer a la que no se le permitía cambiar el orden de los apellidos de su hija, ya que cuando este suceso ocurrió, la ley contemplaba que en caso de desacuerdo entre los padres, la menor llevaría primero el apellido paterno y luego el materno