Estepona registró el sábado 42 grados y alcanzó la temperatura más alta del año