Sanidad rectifica y permitirá que la mascarilla se pueda quitar en la playa, si hay distancia de seguridad