Toda la provincia de Málaga baja a nivel 2, excepto tres municipios que siguen cerrados