Las AMPAS de Estepona exigen una reunión con el alcalde y la concejala de Educación al ver insuficientes las medidas tomadas por el Ayuntamiento


Los padres solicitan que el Consistorio se implique en la limpieza de los institutos y en la mejora del transporte escolar aunque no sea su competencia


//


Las AMPAS de Estepona consideran «insuficiente» el refuerzo de limpiadoras anunciado por el Ayuntamiento y solicitan una reunión con el alcalde José María García Urbano y con la concejala de Educación Luisa López para aclarar las dudas que se plantean las familias de cara al inicio del curso escolar que está a la vuelta de la esquina.

Según estos colectivos, si el Ayuntamiento ha contratado a 15 personas y debe dar servicio a 17 centros públicos entre colegios e institutos, cada unidad no toca ni a una trabajadora de refuerzo.

«Si bien es cierto que la limpieza de los cinco institutos corresponde a la Junta de Andalucía, las AMPAS subrayan que estos centros educativos son los que más alumnado reúnen por lo que consideran necesario un esfuerzo de la administración local, que es la más cercana, para dar un mejor servicio a toda la comunidad educativa».

Las AMPAS han señalado en un comunicado que, al igual que el Ayuntamiento ha hecho con el CHARE, asumiendo una competencia impropia e invirtiendo 15 millones de euros de fondos municipales para pagar la construcción del edificio y mejorar la atención sanitaria a toda la población, «las AMPAS entienden que reforzar la limpieza en los institutos también es una cuestión de salud pública que afecta a miles de familias».

Anuncio

Los padres y madres de los niños y niñas que van a tener que acudir a partir de septiembre a las aulas entienden que la contratación de más personas de limpieza y su asignación también a los institutos no supondrá un desembolso «tan importante» y contribuirá a la generación de empleo en un momento «muy delicado» para la economía en una ciudad que, según los últimos datos oficiales, cuenta ya con más de 6.000 parados. Asimismo, están pidiendo información sobre los protocolos de limpieza que se van a llevar a cabo en los distintos centros.

Transporte escolar

Asimismo, el transporte público es otro tema por el que los padres y madres están preocupados. Insisten en que, a pesar de que sea la Junta la que gestione este servicio, la administración local «no debe mirar hacia otro lado y tiene la obligación de mejorar las circunstancias en las que se realizan estos traslados».

Seguridad

Las asociaciones también quieren saber qué medidas se van a adoptar para garantizar el acceso a los centros educativos sin aglomeraciones, situación que consideran «especialmente preocupante» en el caso del colegio Valeriano López donde solo hay una vía peatonal de acceso de subida y bajada por el puente sobre la autovía en la que «se hace imposible mantener la distancia de seguridad al margen de los problemas que se vienen arrastrando desde un principio para llegar al centro en coche».

Además, las AMPAS piden al Ayuntamiento que señalice las vías de entrada y salida de los colegios creándose circuitos seguros como ya se está haciendo en otros municipios.

Los padres y madres también quieren que se les informe sobre la dotación de Policía Local que vigilará los accesos en los distintos centros para garantizar precisamente que no se produzcan aglomeraciones y se cumplan las medidas sanitarias pertinentes.

Obras

Finalmente, las AMPAS también quieren información sobre las obras que se están ejecutando en el entorno del colegio Gloria Fuentes y que se han iniciado a escasos días de que se inicie el curso escolar. Los trabajos se están acometiendo en las dos calles que da acceso al centro por lo que los padres y madres están preocupados por los pocos días que quedan para que se de inicio al curso escolar y que las obras puedan provocar precisamente que se produzcan aglomeraciones.

Reunión con el alcalde

Las AMPAS solicitan una reunión con el Ayuntamiento para abordar estas cuestiones esenciales para la vuelta segura a las aulas y han recordado que «la falta de información genera inquietud e incertidumbre entre las familias que afrontan con miedo la vuelta al cole».