, , ,

Un verano atípico tras el cerrojazo británico


La Costa del Sol es uno de los lugares más afectados por las medidas tomadas por Reino Unido


//


Sol, playa, cerveza, helados, espetos, paseo, deporte… Son palabras que definen bien un verano típico en la Costa del Sol. Pero este año es atípico, por muchos motivos, también porque falta algo habitual: los turistas extranjeros, y en particular, los británicos. Visitantes que llenan los hoteles, los bares, las playas, los puertos y los campos de golf.

La noticia de la semana es el cerrojazo británico al turismo en España. A pesar de los esfuerzos del Gobierno, el Reino Unido no se echa atrás y nos va a dejar un agosto sin británicos en España. Y si hay una zona afectada, esa es la Costa del Sol.

Hablemos de datos

Como contábamos en esta noticia, uno de cada cinco turistas que visitaron España en 2019 eran británicos. En total, fueron 18 millones de británicos los que se acercaron a nuestro país para pasar sus vacaciones. También son los que más gastan: 17.986 millones de euros en 2019, un gasto medio de 995 euros y una media diaria de 135 euros, con 7’4 días de estancia media.

Anuncio

En Andalucía es especialmente importante su impacto. Un 23’7% de los extranjeros visitantes a la comunidad andaluza en 2018 eran británicos. Según el 68% de los británicos, la principal razón por la que nos visitan es por el buen clima de nuestra tierra. El gasto medio de los británicos en 2018 en Andalucía fue de 69’5 euros al día, y la estancia media, de 9 jornadas.

Salvados por el turismo español

A pesar de la falta de extranjeros, el turismo español esta temporada de verano se está moviendo más que nunca. El temor a salir de España con la pandemia hace que mucha gente prefiera irse de vacaciones sin salir de nuestras fronteras. No sustituye el impacto de los extranjeros, pero algo ayuda. «El turismo español está respondiendo muy bien, estamos nutridos prácticamente del turismo nacional, cuando antes dependíamos más del turismo extranjero», nos relata Óscar Rulli, propietario del Chiringuito ‘El Madero’ de Estepona. «Está yendo mucho peor que otros años, tenemos menos personal, lo que quiere decir que el negocio no va igual».

El sector hostelero es el gran perjudicado de esta medida de los británicos. Rulli, que además es secretario de ACHIMA (Asociación de Chiringuitos de la provincia de Málaga), se muestra descontento con las medidas impuestas por Reino Unido.

«En lugar de hacerles test cuando llegan, una inversión que no es tan grande, podría salvar el turismo a nivel europeo, simplemente con invertir un poco en test».

Óscar Rulli, secretario de ACHIMA

#CORONAVIRUS | El cerrojazo británico es la noticia de la semana. Particularmente ha afectado al sector hostelero.

Posted by Área Costa del Sol on Thursday, July 30, 2020

Tranquilidad y optimismo en el sector náutico

Otro de los sectores con mucha importancia en la Costa del Sol y que también se nutre de ciudadanos extranjeros es el sector náutico. Hemos podido hablar con Manuel Raigón, director general de Marinas del Mediterráneo y director del Puerto de Estepona y del Puerto de la Duquesa. Hablar con Manuel es inyectarse un poco de optimismo. Para el sector náutico, apenas está afectando la pandemia. «Es una actividad que permite disfrutar del mar en grupos reducidos, sin aglomeraciones, cumpliendo con todas las medidas, por eso no nos ha afectado demasiado».

«Nosotros tenemos casi todos los atraques llenos para larga estancia. No nos ha afectado de momento mucho. No hay mucho turista británico que se haya quedado fuera, muchos estaban aquí. El Puerto de la Duquesa, en Manilva, es un puesto más de británicos. Hay muchos que se vieron venir esta situación y se adelantaron para venir antes a España. Incluso algunos que vienen en agosto nos han dicho ya que si hace falta, vendrán hasta en coche. No les importa la medida».

Manuel Raigón, director general de Marinas del Mediterráneo