La Policía separa de su madre a un bebé de 12 días que dio positivo por cocaína



//


Agentes del Área de Protección al Menor de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía, han procedido a la retirada de un bebé de 12 días y de su hermano de 6 años, después de que el neonato haya dado positivo por cocaína y benzodiacepina, y presentara síndrome de abstinencia neonatal.

Este hecho fue confirmado por el Hospital Costa del Sol de Marbella, por lo que la madre ha sido acusada de un presunto delito de lesiones por maltrato prenatal.

La investigación se inició el 15 de junio a requerimiento del Servicio de Protección al Menor de la Junta de Andalucía, que solicitó el auxilio policial para proceder al desamparo de los dos menores, de 12 días y 6 años.

Anuncio

Según fuentes de la Administración autonómica, los padres «se mostraron agresivos en las conversaciones» con los funcionarios del servicio para que entregaran voluntariamente a los pequeños, lo que motivó la intervención policial.

La Policía montó dos dispositivos: uno en el hospital donde se encontraba el recién nacido, y otro en Estepona, donde estaba el otro menor.

Tras la retirada de los pequeños, el Servicio de Protección de Menores ha designado una familia de acogida urgente que se hará cargo de ellos.

La madre ha sido informada de sus derechos como investigada por un presunto delito de lesiones (maltrato prenatal), si bien no ha sido detenida, después de que el Hospital Costa del Sol confirmara que tanto el recién nacido como ella dieron positivo en cocaína y benzodiacepina.