, , ,

El Instituto Mar de Alborán, pesimista: «No podemos garantizar la seguridad de nuestro alumnado»


El Instituto se muestra impotente ante la situación y sus medios y pide comprensión a la población


//


El Instituto Mar de Alborán de Estepona ha publicado esta mañana un comunicado en el que muestra su descontento y pesimismo ante la situación y las condiciones de reinicio de curso, que, según ellos, no va a permitir a los alumnos y al personal del centro retornar a las aulas de forma segura.

Sin distancia de seguridad

Según manifiesta el Instituto, será imposible garantizar la distancia de seguridad entre alumnos, debido a la elevada ratio de alumnos por clase en dicho centro. Será también imposible establecer los «grupos burbuja» (que los alumnos sociabilicen solo y exclusivamente con los compañeros de clase, alejados de todos los demás), ya que deben a asistir a asignaturas optativas y se mezclan con alumnos de otras clases.

Falta de personal y espacio

La falta de personal docente y de espacio hace imposible la división de patios y zonas comunes durante el recreo. También es imposible garantizar que los alumnos se mezclen sin mascarillas, pues están comiendo y bebiendo. También es imposible vigilar a todos para que no se mezclen, pues no hay profesores suficientes para la labor de vigilancia. Además, será imposible tener a los alumnos en la sombra en las carpas instaladas, tal y como recomienda el Programa de Promoción de Hábitos de Vida Saludable.

Anuncio

Ponen también el foco en el protocolo de higiene. Dada la falta de recursos y de personal en centros tan grandes como este, será imposible realizar las labores de limpieza y desinfección pertinentes para impedir los contagios.

Sin entrada y salida escalonadas, transporte escolar sin turnos

El centro ha intentado elaborar un horario escalonado de entrada y salida para evitar contacto entre alumnos de distintas clases, pero dadas las dificultades internas del centro, ha sido imposible de llevar a cabo. Tampoco pueden garantizar desde el centro que el servicio de transporte escolar pueda realizarse por turnos para reducir el número de alumnos por autobús.

El Instituto ha querido llamar a la población a la comprensión y a entender las dificultades que los centros como el suyo están teniendo y van a tener especialmente a partir de septiembre.