La Costa alcanza la cifra más baja de afectados por COVID-19 a una semana del inicio de la temporada turística