, , , ,

El mosquito tigre duplica su presencia este verano y se expande por toda España


El calor y las lluvias de los últimos meses propician su expansión desde el Mediterráneo a puntos del interior y del norte de España.


//


La cantidad y regularidad de las lluvias de los últimos meses, unidas al calor, han provocado un aumento de la población del mosquito tigre, que este verano duplicará su presencia e incluso llegará a puntos de la geografía española donde no suele ser habitual su presencia, según los expertos.

El doctor Mikel Bengoa, experto en control del mosquito tigre de la empresa Anticimex, vaticina que la presencia de este insecto «va a ser mayor en la costa mediterránea» durante el verano, y que se expandirá «hasta lugares donde, en condiciones normales, no se esperaría su llegada«, como en algunas ciudades y pueblos de Andalucía y Extremadura, donde ya se ha detectado su presencia.

El mosquito tigre supone un peligro para la salud y el bienestar de la población española debido a su rápida y agresiva expansión desde su área de distribución nativa. Esta especie originaria de Asia ha logrado extenderse por todos los continentes del mundo excepto la Antártida. En España fue detectado por primera vez en 2004.

Anuncio

Se diferencia del mosquito común por su mayor tamaño (entre 5 y 10 mm) y por sus rayas blancas en las patas y abdomen. En algunos países puede transmitir enfermedades graves.

Su picadura puede atravesar la ropa y causar malestar en individuos alérgicos, ya que evoluciona peor que la de otros mosquitos debido a la saliva que inyecta, que con el paso de los días provoca picor, hinchazón, escozor y enrojecimiento de la piel.

Otra diferencia con el mosquito tradicional es que actúa a cualquier hora del día. Además, le gusta vivir cerca del suelo, por lo que suele picar en las piernas.

El mosquito tigre no puede ser erradicado y lo único que pueden hacer las empresas especializadas en plagas es intentar controlar su población localizando los focos de cría que suelen estar en imbornales, platos para macetas, cubos y en general, cualquier recipiente que retenga agua durante más de 7 días.

Una vez detectados, se aplican los correspondientes tratamientos larvicidas y trampas masivas para capturar a los ejemplares adultos.

Urbanizaciones y fincas con mucho jardín son lugares ideales para este insecto, contra el que la prevención es la mejor arma.