La presencia de BIM en Latinoamérica



//


Nos referimos con BIM al acrónimo de Building Information Modeling, lo que en español podría traducirse como “Modelado de Información de Construcción”. Se trata de una metodología trabajo ampliamente aceptada que se centra en el marco de la cultura colaborativa y de la práctica integrada, transformando de esta manera todos los procesos que intervienen en el diseño y desarrollo de un proyecto de edificación. Esta metodología permite crear simulaciones digitales de diseño, manejando de forma coordinada toda la información que conlleva un proyecto de arquitectura o ingeniería.

Este sistema ha conseguido gran popularidad gracias a que permite gestionar la información de manera inteligente durante todo el ciclo de vida de proyecto, automatizando los procesos de programación, diseño, análisis, documentación, fabricación, logística, operación y mantenimiento, renovación, etc. Lo que hace que BIM sea un recurso tan exitoso es su capacidad para ordenar la complejidad de este proceso. Estos proyectos llevados a cabo y modelados en BIM pueden además incluir los productos y materiales que se utilizarán para construir, incluyendo también sus características, costes, información para adquirirlos…

Se trata de uno de los recursos más utilizados en los últimos años en la industria de la arquitectura. Gracias a la digitalización y al interés por los cursos —uno de los más famosos los cursos de arquitectura e ingeniería 3DCube— que se ha convertido en un sistema que marcará el futuro de esta industria volcada cada vez más en los procesos tecnológicos.

Anuncio

En el plano latinoamericano se viene aplicando el BIM desde hace años. En el año 2015 se creó una red denominada BIM Forum LATAM de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción, integrada por 18 países. Dichos países han conformado grupos de trabajo para llevar a cabo estudios regionales y poder medir así el nivel de conocimiento de esta tecnología adaptada a todos los territorios.

Y es que, según los especialistas, las previsiones de crecimiento del uso de la metodología BIM en Latinoamérica para 2020 son de un 11%. Países como Argentina vieron en 2018 cómo no sería un año fácil, pero a partir de esa fecha se presentó el BIM Forum Argentina y los centros de formación comenzaron poco a poco a impartir cursos de los diferentes softwares de modelado y coordinación BIM. En el país la industria está haciendo grandes aportes generando incluso librerías BIM y maximizando los recursos que tienen disponibles.

Las universidades de arquitectura e ingeniería civil ya incorporan espacios para ‘Entornos BIM’. Bolivia, por el contrario, es uno de los países con poca implantación BIM y, aunque haya creado un comité para impulsarlo, desde el país no cuentan con una normativa BIM gubernamental. Brasil, sin embargo, hará obligatoria su práctica a partir del año 2021, cuya metodología se deberá incorporar de forma directa o indirecta en todos los proyectos arquitectónicos y de ingeniería.

Anuncio

Por otro lado, Chile era uno de los países con mayor aceptación de la metodología BIM en Latinoamérica a comienzos de 2018, promoviendo el uso del BIM en el sector público y privado. Sin embargo, actualmente el país se encuentra en una fase bastante inicial comparado con sus vecinos, sin unas reglas generales establecidas o manuales de modelado. Pasó quizás lo mismo con Colombia, un país concienciado en esta metodología, pero a la vez sin respaldo por parte de las instituciones, que no se han involucrado en su inclusión en proyectos públicos.

En Ecuador sucede lo mismo, pero también hay una proliferación de iniciativas privadas que comienzan a implantar el BIM en su trabajo. Las empresas públicas, por el contrario, no terminan de confiar en esta herramienta. Pasa también en Paraguay, donde el BIM todavía se encuentra en una fase muy inicial comparada con otros países y cuya iniciativa nace a partir de unos pocos profesionales y empresas que ya conocen su procedimiento; limitándose únicamente al sector privado.

Por otro lado, en Perú se ha logrado un avance considerable desde que el año pasado surgieran muchas empresas interesadas en los modelos BIM. El sector público se ha rendido ante el Plan BIM Perú que pretende que para el año 2030 el uso del BIM sea obligatorio en cualquier proyecto público. En el 2021 se establecerán estándares y requerimientos, así como nuevos proyectos pilotos. Además, algo muy interesante es que seguirán una estrategia de formación de capital humano para su correcta implantación a la vez que las universidades también comienzan a enseñar diferentes softwares BIM.

En el caso de Uruguay se creó un Comité Nacional BIM que lidera el proceso de adopción a nivel nacional, posicionándose así en un nivel inicial con posibilidad de crecimiento en los próximos años gracias a este proceso de ‘adopción de BIM’. Por otro lado, en Venezuela hay muy poca presencia y, aunque cuentan con un forum, apenas tiene movimiento. En cuanto a Costa Rica, es un país que está promoviendo el uso de estos procesos en las nuevas construcciones; disponen de un forum desde donde promueven propósitos técnicos y cuentan con el apoyo de la Cámara Costarricense de la Construcción como entidad ejecutiva.

En cuanto a Cuba, el país ha iniciado sus primeros pasos en las técnicas BIM. Ya desde el año 2014 existían entidades que habían implementado su uso a través de distintas ferias donde promovían la utilización de esta metodología. Además, en todas las universidades donde se imparten las carreras de Arquitectura e Ingeniería Civil, los alumnos ya pueden comenzar a trabajar con los principales softwares. Por su parte, en Guatemala se creó la primera Asociación de Estándares BIM con el objetivo de impulsar su implementación y uso.

Al igual que en México, donde ya cuentan con un plan para la adopción del BIM en la construcción, llamado Plan MIC (Modelado con Información para la Construcción) para los proyectos de infraestructura pública. Además, planean que entre los años 2023-2026 el BIM sea una metodología obligatoria. Por otro lado, la implementación en Nicaragua está siendo lenta, ya que solo cuenta con unos pocos profesionales y empresas privadas que están dando los primeros pasos para ajustar esta metodología en sus procesos de trabajo.

Otros países que cuentan con poca implementación son Panamá —aunque disponen del BIM Forum Panamá— y República Dominicana.

En resumen, las cifras de BIM en los países de esta zona evidencian una tendencia que se está viendo en los últimos años a nivel mundial: el uso y la implementación de BIM como metodología preferida en los proyectos de edificación tanto públicos como privados. En Latinoamérica la llegada de BIM ha sido tardía con respecto a Europa, por ejemplo, pero está dando pasos agigantados en la mayor parte de los países, que están favoreciendo de manera activa su uso generalizado e implementación.