, , , ,

«Las batallas se ganan luchando y esta la vamos a ganar entre todos. Por España me atrevo»


Un esteponero junto a su mujer se gastan sus ahorros en mascarillas para repartirlas por distintas localidades: "Quisimos llegar al máximo número de personas posibles para ayudarles y que se sintieran un poquito más protegidos"


//


Hace un mes, Manuel Ramírez, un esteponero voluntario en la Cruz Roja de Estepona, escribió una carta emocionante en la que explica cómo se ha enfrentado a esta situación en la que ha ayudado a miles de personas. Una historia sin duda para recordar por siempre. Aquí tenemos héroes y así lo demuestran. Os dejamos su carta íntegra.

«Buenos Días querido vecino/as:

Todo esto comenzó cuando mi mujer y yo nos hicimos voluntarios en Cruz roja Estepona
(Málaga) cuando esta maldita pandemia comenzó a coger fuerzas, fue una decisión difícil
ya que nos exponíamos al virus teníamos que estar en primera línea de fuego y en casa nos esperaban 3 niños chicos, tienes miedo no por ti sino por contagiar a lo que más quieres que es los que te esperan en casa, pero con ese miedo metido en el cuerpo seguimos ayudando a los demás sin esperar nada a cambio, hoy seguimos viviendo una situación muy grave en todo el país, y vemos todos los días casos que nos sobre cogen el corazón, vemos miedo, impotencia, vulnerabilidad en los ojos de los que día a día ayudamos, se sienten desprotegidos y vulnerables sobre todo esa generación que más padece esta enfermedad que en su juventud levanto un país y hoy son los que más están sufriendo y más desprotegidos están, ellos fueron lo que sin nada levantaron con esfuerzo nuestro país y hoy se mueren solos y desprotegidos sin que podamos hacer nada. España vive una situación de mentira, caos, imprudencia y vulnerabilidad constante, vivimos día a día situaciones muy tristes, y la impotencia de muchas personas de no encontrar mascarillas para proteger a sus seres queridos y de no poder proteger a los tuyos porque se habían agotado las existencias.

Anuncio

Entonces surgió la idea de ponernos en contacto con un proveedor que conocíamos y comprar todas las mascarillas posibles (pagando todos los gastos de nuestros ahorros y de nuestro bolsillo) para repartirlas entre familiares y amigos, incluso de todo aquel que sin conocernos las necesitaran, de llegar al máximo número de personas posibles para ayudarles y que se sintieran un poquito más protegidos y que sin salir de casa ni ponerse en peligro tuvieran su mascarilla. Hoy llevamos repartidas más de 3.500 mascarillas entre las poblaciones de:

San Luis de sabinillas ( Málaga ) , San Pedro de Alcántara ( Málaga) , Estepona (Málaga), Villafranca de los Barros (Badajoz), Hornachos (Badajoz), Marbella (Malaga), San luis de sabinillas (Malaga) y Almendralejo (Badajoz), siempre poniendo como preferencia a la población de riesgo, pretendemos llegar a todas las personas posibles que nos lo soliciten siempre y cuando el presupuesto nos lo permita, hay que por vía redes sociales nos dicen que nos las compran y siempre damos la misma respuesta: Ayudar a tu pueblo no tiene precio, esto lo hacemos por ayudar a nuestra gente y para que salgamos cuanto antes de esto remando todos en la mismas dirección, las batallas se gana luchando y esta la vamos a ganar entre todos, por España me atrevo.

Un voluntario para seguir luchando:

Manuel Ramirez Gonzalez«.

Los comentarios están cerrados.