«Esta situación ha dañado a la cultura que es un sector muy frágil, en concreto a la danza»


Hemos hablado desde Área Costa del Sol con el bailaor profesional de flamenco Rafael Ramírez, esteponero que se dedica al mundo de la danza y que se ha encontrado con un fuerte golpe para su profesión


//


«He pasado unos días fatídicos. Es complicado dedicarse a esto y tener este parón de repente. Para alguien que está de gira constantemente, este parón en seco ha sido como un jarrón de agua fría y ver la situación fuera de casa», ha añadido Rafael Ramírez, el bailaor profesional de flamenco que empezó dando sus pasitos en Estepona y que ha logrado viajar por todo el mundo mostrando su talento.

Con su melena castaña, sus piececitos que apenas habían aprendido a caminar y su talento, este esteponero emprendió su carrera profesional que a día de hoy le ha traído mucho éxito y que le ha llevado por todo el mundo, mostrando su arte, su pasión y sus años de trabajo constante.

Unos momentos complicados para muchos sectores y, en concreto, para la cultura, un área muy importante y que a veces parece quedar en el olvido: «La cultura es un sector muy frágil que hay que cuidar mucho y que lo estábamos haciendo bastante bien. Hemos tenido unos años maravillosos. En concreto, la danza ha sido muy bastante dañada con esta situación, puesto que está enfocada a un público, concentrado en teatros, tablaos de flamenco, algo que ahora es impensable llevarlo a cabo».

Anuncio

Un arte dedicado con mucha pasión, amor, dedicación e ilusión, que ahora se ha quedado a las puertas, de repente, sin avisar, a la espera de ver qué ocurrirá, sumergidos en una incertidumbre constante. Como bien nos comentaba el bailaor flamenco, económicamente supone «un daño enorme»: «Nuestra economía no es constante. Hay meses muy buenos y otros no tan buenos. Es muy difícil dedicarse a esto». A la dificultad de trabajar de lo que uno ama, se suma esta situación la cual no deja claro lo que va a ocurrir y que ha llevado a cancelar muchos eventos culturales.

«Se han cancelado muchísimos eventos. Giras por Francia, Londres, Mallorca, Valencia… Quizás a nivel nacional podamos mantener algunos, pero a nivel internacional es imposible. En junio tenemos tres funciones en Madrid que sí se realizarán porque son al aire libre, y en septiembre actuaremos telemáticamente, es decir, sin público, con una cámara en el escenario y retransmitiéndose en directo vía online. Algo muy frío y extraño, pero no queda otra«, añadía también Rafa, quien ha aprovechado para pasar estos días con su familia antes de tener que volverse a Madrid a seguir trabajando y a trazar una gran trayectoria profesional como bailaor.

Rafael Ramírez, Bailaor profesional de flamenco.

#ESPECIALCORONAVIRUS Hablamos con Rafael Ramírez, Bailaor profesional de flamenco.

Posted by Área Costa del Sol on Wednesday, May 6, 2020

La unión hace la fuerza

Según el bailaor, el sector de la danza, sobre todo el flamenco, se ha unido muchísimo. «Antes parecía que la danza estaba unida, pero ahora sí que se ha unido. Nos ayudamos y apoyamos mucho». Rafa ha asegurado que al principio la cultura se dejó en el olvido cuando comenzó todo esto. Sin embargo, ahora la cosa ha cambiado: «Afortunadamente somos muchos. Actores, obras de teatro, series, películas… Hay apoyo de muchos sectores y se están moviendo ayudas. Es verdad que todavía todo está muy en el aire pero poco a poco se va viendo luz».

En la Fase 2 de la desescalada, los teatros se podrán abrir. Eso sí, tan solo un tercio y con butacas asignadas, lo que le hace dudar a Rafa que les compense a muchos de ellos, ya que «es muy difícil hacer frente a los gastos con tan solo un 30% de ocupación».

Un futuro esperanzador

A pesar de las difíciles circunstancias, Rafa se muestra positivo. No ve un futuro negro que para muchos otros sectores alberga un oscuro presagio. «Emocionalmente, no podemos evitar sentir ese pellizquito de los sentimientos. Nuestro trabajo se basa en exponer lo que sabemos hacer, y cuando no podemos nutrirnos de lo que realmente amamos ni tampoco exponerlo… Es bastante duro. Yo no veo un futuro negro. Espero que pronto podamos volver a lo de antes».

Los comentarios están cerrados.