La Pastelería Mar y Sierra dice adiós después de más de 30 años endulzándonos el corazón

Desde 1989, disfrutando de esos pasteles y tartas que siempre nos quedarán en el recuerdo más dulce